jueves, 29 de enero de 2009

Sobre las copias de seguridad:

hecatombe.
(Del lat. hecatombe, y este del gr. ἑκατόμβη).
1. f. Mortandad de personas.
2. f. Desgracia, catástrofe.
3. f. Sacrificio de 100 reses vacunas u otras víctimas, que hacían los antiguos a sus dioses.
4. f. Sacrificio solemne en que es grande el número de víctimas.

    Es muy importante partir de la definición de hecatombe cuando hablamos de copias de seguridad, por qué?, pues porque hasta que no se ha vivido la hecatombe en su definición más dolorosa y cercana nadie se acuerda de hacer copias de seguridad.
Pero es que es un rollo hacer eso… te pasas media vida mientras que se hacen, tardan un montón y gastas cientos de cds… que digo cientos, billones de billones, sillones de cds!!....eso es solo porque las hace mal.
    Existen diferentes tipos de copias de seguridad, la más habitual es la copia desestructurada, sí, la chapuza de copiar en cds de manera desordenada y arbitraria tiene nombre, un nombre muy fino para llamar al caos.

Sillón hecho con cds de copias de seguridad desestructurada, ves como valen para algo esos cds que tienes en el cajón? Y además te da masaje…

    Luego está la copia en espejo, que es una clonación del disco exactamente como está, exacta como la imagen que ofrece un espejo.
    Una copia de seguridad bien hecha es una copia incremental, que es otro tipo de copia, se parte de una copia completa, de todos los datos del sistema operativo y de los ficheros personales y sobre ella se van añadiendo y sobrescribiendo los archivos nuevos y los modificados, pero lo hace atendiendo a las fechas, si has abierto un archivo y no lo has modificado, la copia incremental pensará que ese archivo ha sido modificado porque su fecha aparece como modificada cuando va a hacer la siguiente copia.
    Así que vaya, pues no era este un buen sistema?, sí, sí… pero es aun mejor la copia diferencial, que sí que se fija en las modificaciones reales de los archivos y no en su fecha de cierre, pero no todos los sistemas de copia soportan este método y también se invierte tiempo en que el sistema de copia revise los archivos nuevos y los modificados.
    ¿Y cómo coj.. se hace eso?
    Pues como todo… poco a poco y empezando por el principio.
   Ahora totalmente en broma serio, mediante software, programas pensados por mentes pensantes para que trabajen por nosotros, hay algunos tan maravillosos que con un solo clic, o incluso automáticamente (Síii, sin el clic siquiera!!) te revisan los datos modificados, los seleccionan desde el equipo, los sobrescriben en la copia y la compactan para que ocupe menos, no, no te echan un café ni una pasta a la vez, pero dejemos a las mentes pensantes que todo se andará.
    Podría poner una lista casi infinita de programas que hacen eso, pero me centraré en los que después de haber vivido varias hecatombes me han permitido recuperar el aliento, porque en esos momentillos se te corta la respiración y no vuelves a acordarte de respirar hasta varias horas después, sobre todo al comprobar que tu palidez es comparable sólo con la palidez del gerente o la pared más cercana.
    Uno muy bueno es el Acronis True Imagen home 2009, además en español.
   Este programa está hecho para que no te cueste nada hacer copias de seguridad, te hace copias en espejo, incrementales, diferenciales, las encripta, las comprime, hace búsquedas de cadenas de texto dentro de los archivos comprimidos, y la restauración es tan fácil como la copia, es intuitivo, sencillo, y funciona, no, no hace cafés, pero paciencia.
    Otro programa que he usado es Backup4all, no está en español, como programa para copias de seguridad incrementales y restauración de las mismas cumple su función perfectamente. Pero se queda a veces trabajando en segundo plano y puede ralentizar la máquina en su labor laboriosa de comprobar la consistencia de los datos.
    Copy365 es otro de los que recomiendo, sencillísimo, te hace una copia al cerrar el ordenador, o sea cuando ya de verdad, de la buena, no lo necesitas, que es lo que pasa con las copias de seguridad, que las programas para una hora en la que no necesitarás usar el ordenador y siempre, siempre, siempre es cuando más necesitas la máquina y tienes que detener la copia, porque se suele comer el procesador.
    Así que sólo queda explicar donde se hace la copia, en cds??, pues no es recomendable, a no ser que queramos hacernos otro sillón, la mesa, un tresillo… Las copias de seguridad deben hacerse en soportes borrables, soportes que permitan guardar datos y machacar sobre ellos los nuevos datos más actualizados, que nos permitan además trasportarlos para que la copia esté guardadita a buen recaudo, imagínate un robo de un ordenador y se llevan también el estupendo pen memory que tienes enchufado en la propia torre… jajajaja, no puedo evitar reirme, corramos un ‘estúpido’ velo.
    Un disco duro externo de 2,5 que lo conectas por USB, los hay de tamaños considerables y con su carcasa puede ser cómodo, ligero y no muy caro (50€ uno de 120 gigas, aprox.)
    Por supuesto podemos complicarnos comprando unidades de cinta, discos duros con entrada firewire, un segundo disco en nuestro equipo, o particionar el disco principal (cuidado con esto porque si hay un daño físico en el disco, por un cortocircuito, por ejemplo, las cosas se puede tornar a hecatombe gorda).
    Y espero haber despejado alguna dudilla, esas preguntas existenciales de la gente de a pie que bastante tiene con que el ordenador no se le cuelgue en exceso como para tener que vivir con el yugo continuo de las copias de seguridad.

2 cosas dichas:

Ms. Go
30 de enero de 2009, 0:29

"un nombre muy fino para llamar al caos"
Jjajaa!

mochuELIn
30 de enero de 2009, 0:35

;P

Publicar un comentario

 
¿Te ha gustado mochuelin.com?