jueves, 19 de marzo de 2009

Preocupándonos de cosas importantes

Pues es lo que yo digo, que habrá que preocuparse de cosas prioritarias, de cosas que realmente merecen nuestro tiempo.


Y estoy hablando del caso del murcielago que se adhirió como polizón a un tanque del Discovery, en Cabo Cañaveral, y hemos tenido que llamar rápidamente al grupo de expertos para que averiguaran porque ese animalillo no salió volando a la primera vibración de la nave. Y los expertos, que tras perder su tiempo en algo tan importante como analizar esta cuestión de suma seriedad, han llegado a la conclusión de que posiblemente el hombro izquierdo de la criaturilla estaría dislocado, así como la muñeca y el codo luxado... que no saben si murió al encenderse el motor... total 70 grados de temperatura, ahí es ná, si no murió al menos calentarse se calentó.
Pero una vez que nos concentremos en las cosas importantes, también deberíamos valorar si son prioritarias, urgentes o incluso emergencias, como esa señora de Florida, que tras descubrir que en su restaurante McDonalds (a eso se le puede llamar restaurante??) habitual no quedaban mcNuggets y llamó al telefono de emergencia, y claro, es que era una emergencia porque no le devolvían el dinero, sino que le permitían cambiar de producto, por lo que la emergencia era mayor y no sólo llamó una vez, sino dos y tres. La situación lo requería, y ahora tiene que considerar el juicio que la policia le ha puesto por usar mal el número de emergencias.

Sí señores, cosas importantes y emergencias, cosas serias y preocupantes.
Podeis ampliar información de ambos eventos de relevancia en los siguientes enlaces: aquí y aquí



;P

1 cosas dichas:

toupeiro
5 de mayo de 2009, 12:55

Que injusticia, pobre mujer. Una emergencia hay que atenderla siempre.

Publicar un comentario

 
¿Te ha gustado mochuelin.com?